01.152014

Intrusismo profesional

  Ante la situación económica nos encontramos con varios factores para los profesionales que perjudican gravemente nuestro buen funcionamiento que hace tiempo ha pasado a intentar mantenerse, es un pequeño análisis inicial de recapacitación, no vamos a descubrir que gran parte de culpa es la burbuja inmobiliaria y de ciertos sectores que se han enriquecido a costa de los demás.

 

En otros artículos hablaremos también sobre el pasado pero ahora toca el presente.

 

  ¿Quién dice que uno es un profesional? El cliente, uno mismo, el portal de internet donde cualquiera se puede anunciar.

 

  En estos momentos las leyes de clasificación y calificación se encuentran aprobadas pero por obligatoriedad europea basándose en multas, pero paralizadas por falta de capital para poderlas desarrollar y llevarlas acabo.

 

   Por tanto a día de hoy todo profesional cualificado con gran experiencia solo puede demostrar su capacitación  con los trabajos desarrollados y utilizar sus técnicas de venta para poder captar los trabajos.

 

  Se da por hecho que debe de estar dado de alta, tener seguro de responsabilidad civil, realización de cursos de prevención, inscrito en los registros correspondientes como protección de datos y demás obligatoriedades.

 

  A día de hoy la búsqueda  de profesionales la mayoría se realiza a través de internet sobre todo en portales que ofrecen varios presupuestos de un mismo oficio, hemos comprobado que cualquiera se puede anunciar, sin realizar filtros de una cualificacion profesional, el único requisito el numero de la cuenta de tu banco, para poder ofertar (solo hemos encontrado un portal que cobra sí realizas el trabajo.

 

  No solamente esta la falta de un filtro inicial también nos encontramos con el gran numero de ofertantes que no cumplen los requisitos legales, que cobran por debajo de los costes que debe de mantener por ejemplo un autónomo.

 

  Nos hicimos pasar por clientes en varios portales y el 72% de los que enviaron presupuesto se encontraban por debajo de los costes.

 

  El ejemplo que realizamos fue esmaltar diez puertas con estado actual barniz y terminación semi-laca. Realizando todos los procesos correspondientes y aplicando materiales de una calidad media alta (tres manos), el precio medio de una puerta de 2,10x 0,85 a dos caras incluido desarrollo de cercos esta en 75€/ unidad, los costes de materiales y de un oficial son de 550€, queda una diferencia de 200€ en donde hay que descontar los costes indirectos entre ellos irpf e infraestructura de la pequeña empresa, dejando un beneficio de empresa inferior al 5% por este trabajo.

 

  ¿En donde esta la trampa de todos los que ofertaron por debajo del precio?.